Extracción de dientes en gatos


Con solo un poco de cuidado y mantenimiento, su gatito podría tener la codiciada sonrisa del gato de Cheshire en "Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas". Pero es como sacar los dientes para que Kitty se cepille después de cada comida. Sin un chequeo anual, incluido un chequeo dental, los problemas dentales pueden pasar desapercibidos.

¿Qué salió mal?

Hay varias razones por las que su veterinario puede haber recomendado una extracción dental. A veces, una enfermedad dental es tan grave que es necesario tratarla para evitar el dolor crónico. Los problemas comunes con los dientes de un gato incluyen defectos en el esmalte dental o fracturas en la estructura del diente. Los problemas con la mandíbula pueden provocar la inflamación de la pulpa de los dientes afectados o puede haber un absceso en formación. Cuando su veterinario ve a su gato anualmente, o cada dos años para gatos geriátricos, es posible que vea algo en la boca de su gato que usted no había notado. Los gatos son muy buenos para ocultar su dolor, por lo que su gato podría tener un diente adolorido pero continuar comiendo como si no pasara nada.

Decisiones decisiones

La decisión de extraer un diente en lugar de intentar salvarlo se basa en una serie de factores, y su veterinario puede determinar qué plan de tratamiento es mejor para su gatito. Un minino lleno de placa puede ser un minino patético. Lo más probable es que su veterinario le recomiende una limpieza dental y, mientras el gato está bajo anestesia, podrá examinar el interior de la boca de su gato a fondo. Por lo tanto, es posible que su veterinario no pueda decirle si es necesario extraer un diente específico hasta que haya examinado sin obstrucciones el diente en cuestión. Si hay hinchazón y enrojecimiento en las encías que rodean el diente afectado, puede ser solo cuestión de limpiar la placa y abordar cualquier posible infección. Por el contrario, su veterinario puede decidir que la extracción es la mejor manera de tratar el problema.

El procedimiento

Una vez que su gato esté seguro bajo la influencia de un suero dulce para dormir, su veterinario puede continuar con el procedimiento en cuestión. Buscará signos de acumulación de cálculos en un lado de la boca, una clara indicación de que el gato está comiendo deliberadamente de un lado para evitar el dolor del otro. La presencia de este signo revelador indica cuánto ha progresado el problema. El veterinario creará una abertura en el sitio de extracción con un bisturí, luego empleará un taladro dental de alta velocidad para exponer las raíces. Se utilizan herramientas de extracción para extraer el diente. El encaje se limpia, desinfecta y cose. Se pueden tomar radiografías en cualquier momento durante el procedimiento.

¿Quién es tu veterinario?

Para las limpiezas dentales de rutina, su veterinario habitual es más que capaz de realizar el trabajo. Sin embargo, si se indica una extracción u otra cirugía dental, es mejor elegir un veterinario que haya sido certificado por la junta del American Veterinary Dental College. Estos veterinarios han ampliado su educación básica para incluir la especialización en problemas dentales. Pregunte si el veterinario realizará el procedimiento o si la mayor parte del trabajo lo realizará un técnico. Analice las posibles complicaciones que puedan surgir durante o después del procedimiento y asegúrese de comprender las instrucciones postoperatorias.


Ver el vídeo: Limpieza de dientes en gato


Artículo Anterior

Acné en los gatos

Artículo Siguiente

Cuidado de conejo de verano